MEDITACION Y ARTE

Om Art

Meditar nos abre a otras frecuencias, sintonizar otras ondas, nos enraíza y a la vez da distancia para ver desde una perspectiva mayor.

El Arte puede ser un medio y nos invita a ser actores, construir, expresar, enriquecer, dar color, sonido, palabra y sentido a aquello más profundo.

La maestria en la meditación, o saber meditar, nos puede llevar toda una vida ( o más) de aprendizaje, práctica y descubrimientos, y a la vez comprobamos que meditar 5 minutos cambia muchas cosas.

Hemos tenido la experiencia con grupos de personas a las cuales se les propone un ejercicio, una idea, y pintar en 15 minutos ese objetivo o visión, después meditamos 5 minutos y continuamos: la obra da un giro sorprendente, salimos de una cuadrícula (en la que estábamos de forma inconsciente, automática, condicionada…) a pasar hacia una apertura infinita de posibilidades.

Meditar nos permite encontrar referencias permanentes en un mundo y situaciones cambiantes, nos permite “encajar” nuestro sistema en un engranaje universal que responde a patrones precisos, donde todo permanece en su lugar en un orden vibratorio perfecto.

Atención, presencia, respiración, apertura, expansión… Traspasar inconsciente limitante, apostar por la Vida.

La experiencia de la Plenitud, sentir la semilla de la plenitud, de la unidad, es abrir la puerta a una posibilidad a seguir el camino hacia lo que somos.

Recuperar la coherencia vital, seguir el propósito de vida, trascender en un cuerpo temporal, basto, en el cual palpita la esencia suprema.

La Meditación del Tiempo Presente nos da el método, práctico, potente, concreto en el cual podemos evolucionar más y más…

El Mindfulness o presencia plena nos proporciona una actitud y nos recuerda la capacidad de estar presentes, atentos.

La Energética, las Ciencias Energéticas nos ayuda a comprender el vínculo con lo sutil, interactuar en y con él, centros, cuerpos, energías, fuerzas, etc… Dar nombre, orden y sentido a todas nuestras percepciones. Vivirnos conscientes de las correspondencias universales.

El Arte consciente nos abre al Arte de vivir; nos anima a crear y actuar, a hacer de nuestra vida una obra de arte en harmonía con el Todo. Crear en un lienzo en blanco, descubrir un estilo, un trazo único que nos pertenece y desarrollarlo en confianza como una analogía con el lienzo de la vida donde recorremos nuestros diseños…

La práctica de la meditación nos conecta, permite reconocer el paso del camino en el que nos encontramos, sincronizarnos en el instante de lo que es. Poder mirar y mirarnos desde el Ser nos permite relativizar, establecer prioridades reales entre todo aquello que podemos dar y recibir, permanecer en la realidad de una vida que, aunque corta, limitada, condicionada, con todas nuestras imperfecciones, nos permite experimentar y dar sentido en la gran obra de creación  en la que estamos, siendo actores y con la posibilidad de dar al “espíritu” que nos anima el lugar que le corresponde.

05.06.2017                                                                                                                                                         Miquel Vallès

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.